EL OJO AGROEXPORTADOR

EL CULTIVO DE LA TILAPIA, UNA VISIÓN CUMPLIDA
Por Ing. Medardo Galindo Mayorga 1/

Anteriormente, habíamos comentado que FPX contrató a finales de los años 80, los servicios del Dr. Richard Pretto, panameño experto en acuicultura, quien conocía muy bien el ambiente latinoamericano y hondureño en esta industria. Aunque su misión era recomendar un programa de apoyo a la industria de camarón cultivado, desde el primer seminario que se brindó a los productores en el Hotel La Fuente de Choluteca, insistió que debía irse pensando en la diversificación acuícola y recomendaba pensar en el cultivo de peces.

Después de ese seminario invitamos al Dr. Pretto a visitar algunos productores interesados en la Costa Norte, para asesorarnos en una estrategia para lograr crecer esa industria. El primer diagnóstico fue decepcionante, los productores que había solo eran prácticamente aficionados con unos cuantos “charquitos”, a excepción de PETISA, un proyecto de diversificación de Tilapia que la Compañía Azucarera Hondureña, había iniciado en la zona de Río Lindo. Sin embargo, la técnica empleada por ellos venía siendo sometida al sistema de prueba y error, lo cual encarecía altamente el costo de desarrollo e inversión.

Pretto recomendó que para que los productores tuvieran una amplia visión empresarial del cultivo, lo recomendable era visitar los cultivos de tilapia en Jamaica, que en ese entonces, habían desarrollado la mejor tecnología extensiva. En 1991 partió la primera expedición, en la cual participaron potenciales productores como el abogado León Dumas, independiente; los Ingenieros Marcio Valenzuela y Sergio Solís, de la Azucarera Hondureña, y quien escribe, por parte de FPX. La misión consistía primero en determinar si el volumen de las exportaciones de Jamaica nos daría la posibilidad de competir en exportación, y segundo en captar una visión general del negocio. El Ing. Roy Manning, jamaiquino, amplio conocedor de la industria, fue nuestro guía y durante 3 días nos internó en la isla donde cual visitamos varias fincas y empresas colaterales como fábricas de alimentos balanceados, procesadoras del filete, en otras.

¿Que aprendimos de la visita? Nos dimos cuenta que Jamaica, siendo un país altamente turístico había desarrollado un alto consumo per capita de pescado, del cual el 70% era destinado al consumo interno, y solamente el 30% del producto era para la exportación y dando una posibilidad de crecer en la exportación si se daban pasos rápidos y firmes. Otra gran posibilidad se abría en el aspecto social para mejorar los hábitos alimenticios del hondureño al poder desarrollar otro producto acuícola altamente nutritivo que se podia agregar a la canasta regular. Por tanto, una vez de regreso en Honduras se elaboró un programa de asistencia técnica en producción y contratamos a Roy Manning como asesor a los productores potenciales. PETISA mejoró sus prácticas de cultivo, y avanzo hacia la etapa del fileteado y mercadeo con buen suceso.

FPX, en 1991, bajo su programa de inversión en negocios se asoció con Don Eduardo Cálix, un entusiasta productor del área de Planes, San Manuel Cortés, y formaron la empresa piloto Red Tilapia San Eduardo. Esta fue una punta de lanza en la industria que produjo cientos de miles de alevines, que se vendieron a productores independientes, logrando así un crecimiento, no sólo el conocimiento del cultivo, sino también en el hábito de consumo, tal como sucedió en Jamaica. Este proyecto también desarrolló un canal de comercialización en EUA, exportando filete de tilapia semanalmente durante dos años. Esa iniciativa llevo a conocer mejor el mercado estadounidense y un aumento de fe en algunos inversionistas, quienes con una visión industrial más amplia adquirida en otras regiones del mundo, y con nuevas tecnologías entran en el negocio a mediados de los años 90.

Así surgieron en el país dos grandes empresas productoras de tilapia, Aqua Corporación del grupo Invalar (capital hondureño), que usa tecnología intensiva y ha logrado crecer competitivamente en la exportación produciendo alrededor de 11 millones de libras de peces por año, de estos 3.6 millones se procesan y exportan como filete. La empresa tiene su propia planta procesadora, cumple con los requisito de certificación en normativas de inocuidad y es dirigida por personal técnico hondureño. La otra empresa es Aquafinca , inicialmente Saint Peter Fish Farm, de capital mixto hondureño y extranjero. Esta empresa maneja el cultivo de peces en jaula, bajo concesión del gobierno de Honduras para manejo de un área del embalse de la represa El Cajón. Esta es una tecnología muy válida, que cumple una gran función social, ya que una gran cantidad de pequeños productores que viven en las orillas del embalse han aprendido esta técnica del cultivo, permitiéndoles un nuevo modo de vida y el abandono de las prácticas tradicionales de quema y depredación de la vegetación aledaña. El resultado del crecimiento de la industria ha sido el desarrollo social de la población.

Por tanto, podemos decir con gran orgullo que esa visión que FPX tuvo a finales de los 80 ha sido cumplida. La industria de la Tilapia para la exportación supera ya la cifra de los US$ 20 millones anuales, y es ahora fuente de trabajo y bienestar para muchas familias en el Valle de Sula. Un sinnúmero de pequeños productores han aprendido las técnicas del cultivo, las han replicado en otras áreas del interior del país, y el cultivo se ha tornado no solo en una fuente de divisa, si no también en otro producto altamente nutritivo para la canasta de consumo de muchos hondureños.

El nuevo gobierno debe apoyar organizaciones que como FPX, ya que son capaces de visualizar negocios con amplia demanda mucho antes de su despegue. Recordemos que en exportación el que llega primero es el que triunfa, si seguimos siendo imitadores teóricos o segundones dejando que otros tomen la delantera, si no somos creativos y no acompañamos estas industrias en su proceso de desarrollo para que sean sostenibles en el tiempo, podemos firmar tratados de libre comercio con todo el mundo pero nunca lograremos que Honduras sea un país competitivo en la exportación.

FPX ya cumplió su rol en el desarrollo del cultivo de la tilapia, y felicita a las empresas que han puesto su fe en esta industria. Queremos motivarlos a que continuemos un trabajo conjunto para lograr el crecimiento sostenimiento de la misma.

1/ Gerente General de FPX desde 1993, Ing. Agrónomo y Master en Ciencias Hortícolas, Experto en Agronegocios de Exportación, (mgalindo@fpxhn.net). Visite nuestra pagina web www.fpxhn.net , la fuente más actualizada en Agro Exportación.

 

Archivos